TRAFISE

Más de 30 años liderando el mercado de las fibras textiles.

Cuál es la diferencia entre algodón convencional y algodón orgánico

Hoy voy a hablar sobre esta gran confusión de conceptos: orgánico, ecológico y natural, centrándome en el tema del algodón.

Parece que cuando se trata de un tomate todos empezamos a tener un poco más clara esta diferencia y sin embargo, me doy cuenta de que en el tema ropa y el calzado los conceptos quedan más difusos.

Resulta que hace tiempo que yo hablo con naturalidad del algodón orgánico y al final me doy cuenta de que casi nadie sabe qué es, ni por qué soy tan pesada con este tema. Hace unos días os hablaba aquí sobre mis razones para usar ropa slow y una de ellas tenía que ver justamente con lo que explico hoy.

¿Qué es el algodón convencional?

Es frecuente encontrar etiquetas de “natural, algodón 100%”, y eso es correcto, el algodón es una planta y por lo tanto es natural. Hasta aquí todo claro. Lo que no está tan claro es que se le intente dar una connotación “eco”, como ocurre con frecuencia, porque como veréis a continuación, nada más lejos de la realidad.

Los cultivos de algodón convencional (el “natural”) reciben un 25% de los insecticidas utilizados en todo el mundo y un 10% de los pesticidas, con el consiguiente efecto nocivo sobre la propia tierra, las aguas subterráneas, los agricultores y el producto final.

La OMS calcula que anualmente fallecen más de 28.000 agricultores en estos campos de cultivo a causa de la alta toxicidad de algunos de los productos utilizados. Además, el algodón convencional se blanquea utilizando gran cantidad de compuestos tóxicos y metales pesados que acaban afectando a los trabajadores.

¿Qué es el algodón orgánico o ecológico?

Ante esta lamentable situación el algodón orgánico o ecológico (estos términos significan lo mismo) surge como una alternativa responsable y positiva.

En el cultivo del algodón orgánico no se utilizan insecticidas, pesticidas ni fertilizantes químicos, se favorecen los ciclos naturales de la tierra y no se usan sustancias tóxicas en los procesos de hilado y producción. Así de simple.

Beneficios del algodón orgánico

El algódon orgánico presenta beneficios importantes para los productores, que evitan la inhalación y contacto con los tóxicos, beneficios para el medio ambiente, porque no se contamina la tierra ni el agua subterránea y beneficios para el usuario final, porque al final este algodón está en contacto con nuestra piel y de esta forma nos alejamos de todas las sustancias químicas tóxicas que lleva el algodón convencional.

Certificado GOTS (Global Organic Textile Standard)

Esta es principal norma para la certificación textil ecológica en todo el mundo. Es una norma internacional creada por miembros de la industria textil y por diversas organizaciones con normas para textiles, y cuenta con la cooperación del IFOAM (Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Ecológica).

GOTS describe su norma así: “Sólo aquellos productos textiles que contengan un mínimo de 70% de fibra orgánica pueden certificarse GOTS. Todos los insumos químicos, tales como colorantes y auxiliares, deben cumplir claros requisitos ambientales y toxicológicos. La elección de accesorios también debe estar acorde a aspectos ecológicos. Es imprescindible contar con una planta de tratamiento de efluentes en áreas de procesamiento húmedo y todos los procesadores deben cumplir con criterios sociales mínimos. Esta sección resume los requisitos principales de GOTS, su sistema de aseguramiento de calidad y los principios de sus procedimientos de auditoría y análisis”.

Así que estos son los motivos por los que en Slowers todo el algodón utilizado es algodón orgánico certificado por GOTS. Uno de nuestros valores es “el respeto hacia las personas y el medio ambiente”, y pequeñas decisiones como esta contribuyen a caminar en esta dirección.